Continuamos con otra serie de cocktails para el verano con cinco recetas clásicas y sencillas de elaborar. Ver post anterior.

 

 

Mai-Tai

 

30 ml Ron Jamaicano (oscuro)

30 ml Ron de melaza de Martinica (dorado)

15 ml Orange Curaçao

15 ml Sirope de Orgeat (almendra)

30 ml Zumo de lima natural

7.5 ml Azúcar líquido

 

Añadir los ingredientes en la coctelera con hielo. Agitar y servir en vaso bajo

Decorar con un trozo de piña, hojas de hierbabuena y piel de lima

 

El Mai Tai es un cocktail “Tiki”, es decir, de estilo polinesio. Estos cocktails mezclan sabores especiados, frutas, dulces y se sirven con hielo picado o hechos en batidora. Como se puede ver, son claramente cocktails para disfrutar cuando el calor aprieta.

Una de las cosas más bonitas de los cocktails antiguos son las leyendas sobre sus orígenes y creadores. En el caso del Mai Tai ese misterio se lo disputan dos personajes de la primera mitad del S.XX

Trader Vic, hostelero y bartender norteamericano, dice ser quien lo creó en 1944 para unos clientes tahitianos que visitaron su restaurante en Oakland (San Francisco). Tras probarlo, sus amigos exclamaron: “mai tai roa aé”, lo que en tahitiano significa “fuera de este mundo, lo mejor”.

Otra teoría sobre el origen del Mai Tai data de 1933 y el protagonista es Don “The Beachcomber” en su bar de Hollywood (California). Dom se jacta de haber creado la mezcla y se lamenta que fuera Trader Vic quien la popularizase.

La pugna llegó a los tribunales y fue Vic quien salió victorioso tras aportar más pruebas y los testigos tahitianos que lo visitaron.

 

 

Serie de Cocktails de Verano

Piña Colada. I.B.A.

Piña Colada

 

50 ml Ron blanco

30 ml Crema de coco

50 ml Zumo de piña natural

 

Mezclamos los ingredientes con hielo en batidora eléctrica y servimos en un vaso alto con pajitas desechables (no de plástico).

La decoración es una rodaja de piña y una guinda roja

Como su nombre indica, lo ideal es usar piña natural y “colarla”, es decir licuarla para obtener su jugo. No obstante, si no se dispone de fruta natural, bien se puede usar zumo de piña envasado.

Se trata de un cocktail originario de Puerto Rico, donde son varios los bartenders que se disputan su autoría en el Hotel Caribe Hilton y en el Restaurante Barrachina, ambos en San Juan, capital de Puerto Rico.

Disfrutar una Piña Colada tumbado en la arena de la playa, bajo una palmera es una experiencia idílica. Pero se hace única si la acompañamos de unas cookies de vainilla y coco, o un barquillo madrileño de galleta.

 

 

Margarita

 

50 ml Tequila 100% Agave

20 ml Triple Seco

15 ml Zumo de lima natural

Añadir los ingredientes en la coctelera con hielo. Agitar y colar en una copa de cocktail fría

Decorar con sal en el borde de la copa. Para ello, mojaremos levemente el borde de la copa con zumo de lima y la posamos boca abajo sobre un plato con sal para que ésta se adhiera al borde. La línea de sal del borde debe ser sutil y uniforme sin que quede demasiada sal adherida.

 

Un trago esencial en esta serie de cocktails para el verano, la Margarita pertenece a la familia de los cocktails “Daisy” que consisten en destilado (Tequila en este caso), licor (Triple seco o licor de naranja) y zumo de cítricos.

Si te resulta un trago agrio por la presencia del zumo de lima, puedes añadir una cucharada de azúcar líquido. Una buena opción es el azúcar de agave, que al fin y al cabo es la materia prima del Tequila.

También puedes hacer versiones más frutales como la Margarita de frutos rojos, mango, piña, o la fruta que se te ocurra. En este caso se recomienda añadir esa cucharada de azúcar antes mencionada.

Este cocktail se puede preparar sin hielo en copa de cocktail, como en la receta que ofrecemos. Pero también funciona en vaso con hielo, o preparado en batidora eléctrica con hielo en ella para la versión “frozen”.

La Margarita armoniza perfectamente con comida mexicana como los tacos con un poco de picante o un ceviche fresco con su jugo de lima.

 

 

Lemon Drop Martini

 

30 ml Vodka Citron

20 ml Triple Seco

15 ml Zumo de limón natural

Poner los ingredientes en la coctelera, agitar con hielo y servir en una copa de cocktail fría.

Decorar con azúcar en el borde de la copa. El método es el mismo que para decorar la Margarita, cambiando la sal por azúcar.

 

Es un cocktail muy apropiado para preparar «chupitos» o «shots» que resultan muy refrescantes por su carácter cítrico.

Armoniza perfectamente con frutas dulces, las cuales equilibran el punto ácido del cocktail.

 

 

 

Mimosa

 

75 ml Zumo de naranja

75 ml Vino espumoso (Prosecco, Cava o Champagne)

Servir el zumo de naranja en una copa de flauta para vinos espumosos. A continuación, añadimos el vino espumoso despacio y removemos levemente con una cuchara para mezclar.

Decoramos, opcionalmente, con un twist de naranja

 

Recomendamos servir primero la mitad del vino, después todo el zumo, y por último el resto del vino. Esto ayuda a mezclar ambos mejor y evita que las burbujas suban y rebosen por la copa.

Se trata de una combinación al 50% de los dos ingredientes, No obstante, se puede subir la proporción de espumoso y bajar la de zumo, según el gusto personal o la hora del día.

Este cocktail fue creado en el Hotel Ritz de París en 1925. También se conoce como Buck’s Fizz cuando la proporción de espumoso es el doble que la de zumo. Este último se originó en 1921 en el Buck’s Club de Londres.

Es un trago típico del momento del “brunch” y aperitivos de boda, por lo que combina muy bien con snacks, entrantes y aperitivos. También es una bebida que acompaña bien las ensaladas de frutas.

Sin ser realmente un cocktail, dada su sencillez, no podíamos dejar de incluirla en esta serie de cocktails para el verano.

 

Os invitamos a preparar la serie de cocktails para el verano y comentarnos vuestra experiencia en el proceso, que seguro será divertido.

 

 

El vino no es medicina contra el Covid-19, pero tiene numerosos efectos beneficiosos para la salud

Consumo Responsable

Pin It on Pinterest